domingo, mayo 13, 2007

Calavera_04

1,2,3

2 comentarios:

Blogger peregrina ha dicho...

Noche tras noche se construye en la casa un andamiaje silencioso. Los habitantes dejan sus ropas de vivir y su torpe calzado de recorrer ciudades que no miran. Rodean las paredes con sábanas tejidas por la hilandera de un cuento interrumpido y se cuelgan de los bordes, llameantes como cabezas de dragones.

Por las mañanas la casa apenas conserva alguna marca de ceniza bajo un alero y quizá la sombra del relámpago cruza al sesgo los vidrios de los dormitorios. Los habitantes salen por la puerta del frente vestidos de humanidad, pero en los bolsillos interiores de un traje, en las costuras de los uniformes, bajo las calificaciones y los lápices, las escamas del dragón van creciendo, tenaces y brillantes


Si de regalos se trata....

13 mayo, 2007 17:27  
Blogger Javier López Clemente ha dicho...

Hola Peregrina.

Guau, eso es un regalo como Dios manda. Gracias.
Por cierto me gustaría publicarlo en "Otras Curvaturas" sería genial que me enviases alguna foto para acompañarlo, ya sabes, espero tu respuesta: sonolopez@tiscali.es

Salu2 Córneos.

14 mayo, 2007 15:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Free counter and web stats